lunes, 17 de abril de 2017

La Pastoral Juvenil prepara una nueva celebración, para el sábado 22 de abril, de su cita misionera ‘Una luz en la noche’

Comenzará a las 17,30 horas con un primer momento de oración y formación en la Casa de la Iglesia y otro posterior, a partir de las 22,30 horas, para la misión en la calle y oración en la parroquia de San Dionisio

Jerez, 17 de abril de 2016.- ‘Una luz en la noche’, cita misionera que a la oración y la formación suma la salida en misión de los jóvenes a las calles del centro en la noche del sábado, regresa el próximo 22 de abril. La experiencia positiva ya registrada en anteriores ocasiones impulsa a la Delegación Diocesana de Pastoral Juvenil en este nueva convocatoria una vez llegada la Pascua.

Comenzará a las 17,30 horas con un primer momento de oración y formación en lugar la sede del Obispado en la plaza del Arroyo y uno segundo de misión en la calle y oración desde las 22,30 horas en la iglesia parroquial de San Dionisio. Es una actividad dirigida a jóvenes entre 20 y 35 años pero a la que están invitados cuantas personas de toda la Diócesis quieran acompañarlos.

Es la cuarta vez que se pone en marcha la experiencia por la que los jóvenes comienzan a evangelizar en aquellos lugares de diversión nocturna del fin de semana, abriendo una iglesia y acompañando a otros jóvenes al encuentro con Jesús.


Una convivencia con los sacerdotes, confirmaciones y una profesión solemne en Las Mínimas, en la agenda pascual de monseñor José Mazuelos

El obispo diocesano tiene previsto que las dos primeras semanas de este recién comenzado tiempo litúrgico contemplen citas vinculadas a su presbiterio, las vocaciones a la vida consagrada y el compromiso de jóvenes laicos con su fe

Jerez, 17 de abril de 2017.- Monseñor José Mazuelos Pérez, el obispo diocesano, comienza la Pascua contemplando en su agenda diversas citas que, según el siguiente detalle, abundan en la atención a su presbiterio, las vocaciones a la vida consagrada y el compromiso de jóvenes laicos con su fe madura por medio del sacramento de la Confirmación. Todas ellas en la ciudad de Jerez.

  • 19 de abril, 10:30 horas.- Convivencia con los presbíteros en la Casa Sacerdotal.
  • 20 de abril, 19:00 horas.- Confirmaciones en el Colegio del Perpetuo Socorro.
  • 23 de abril, 17:30 horas.- Profesión solemne en el Convento de las Mínimas.
  • 28 de abril, 20:00 horas.- Confirmaciones en la Parroquia de la Asunción.
  • 29 de abril, 20:00 horas.- Confirmaciones en la Parroquia de Santa Ana.
Además, mañana martes, tiene previsto el pastor diocesano la firma de un convenio en materia de Urbanismo junto al teniente de alcaldesa del Ayuntamiento de Jerez Francisco Camas Sánchez.

domingo, 16 de abril de 2017

“El crucificado es el Resucitado, el trono desde el cual el Hijo del hombre reina como vencedor del pecado y de la muerte”

Monseñor José Mazuelos Pérez invita a los fieles diocesanos asidonenses a que la llegada de la Pascua sirva para “actualizar y descansar en ese misterio infalible de amor que está en el origen del acontecimiento único celebrado estos días”



Jerez, 16 de marzo de 2017.- La eucaristía solemne presidida por monseñor José Mazuelos Pérez en la Santa Iglesia Catedral del Salvador ha puesto colofón a las celebraciones de la Semana Santa. La llegada del tiempo litúrgico de la Pascua, abierto con la tradicional Vigilia de la noche del Sábado Santo, propone un mensaje a cargo del obispo diocesano que, en cualquier caso, pone foco en la Cruz.

“El crucificado es el Resucitado, es el trono desde el cual el Hijo del hombre reina como vencedor del pecado y de la muerte” afirma el pastor invitando a los fieles diocesanos de Asidonia-Jerez a que la llegada de este momento sustancial en la vida del cristiano sirva para “actualizar y descansar en ese misterio infalible de amor que está en el origen del acontecimiento único celebrado estos días”.

Tras la noche en la que la bendición y encendido del cirio pascual hizo presente a Cristo Resucitado como luz del mundo, los fieles han vivido la mañana del Domingo de Resurrección en torno a la última procesión de la Semana Santa. En Jerez, la finalización de la organizada por la Hermandad de la Sagrada Resurrección por las calles del centro, dio paso al inicio de la celebración presidida por el obispo.











viernes, 14 de abril de 2017

Los cultos de Jueves y Viernes Santo preparan a los fieles diocesanos de Asidonia-Jerez para la llegada de la Pascua

Monseñor José Mazuelos preside la Misa de la Cena del Señor y la celebración de la Pasión del Señor que han llenado las naves de la Santa Iglesia Catedral

JUEVES SANTO Lavatorio de pies
Jerez, 14 de abril de 2017.- La Catedral del Salvador acoge el Triduo Sacro que viene llenando sus naves de fieles diocesanos y visitantes que estos días acuden a la ciudad para disfrutar de su Semana Santa. En todos los templos estas celebraciones son una invitación preparatoria ante la inminente llegada de la Pascua de Resurrección.

Monseñor José Mazuelos, el obispo asidonense, ha tenido a su cargo estas eucaristías en el primer templo diocesano el Jueves Santo y el Viernes Santo. Su mensaje se ha dado la mano con los gestos litúrgicos que, como el lavatorio de pies el primero de estos días o la adoración de la Cruz en el segundo, caracterizan estas jornadas.

El Sábado Santo, a las 22:30 horas, tendrá lugar la Vigilia Pascual, celebración que dejará encendido el cirio pascual del que durante el año se tomará luz en los sacramentos de iniciación cristiana. Y el Domingo de Resurrección, concluida la procesión de Cristo Resucitado, tendrá lugar la eucaristía a las 13 horas.

JUEVES SANTO Reserva del Santísimo
VIERNES SANTO Lectura de la Pasión
VIERNES SANTO Postración
VIERNES SANTO Adoración de la Cruz

jueves, 13 de abril de 2017

MIREMOS AL CRUCIFICADO Y TODO SE LLENARÁ DE LUZ Mensaje de monseñor Mazuelos para el Triduo Pascual

Conviene que vivamos la Semana Santa con ojos nuevos, no es bueno que nos acostumbremos ni que perdamos la capacidad de sorpresa. En estos días, Dios quiere enseñarnos como se ama de verdad.
En el Triduo Pascual acompañaremos a Jesús hasta el monte, desde allí podremos mirar al Crucificado y recibir la atracción poderosa del amor de Dios que se entrega por nosotros. En el Calvario descubrimos el corazón de la humanidad y el punto de anclaje de nuestra estabilidad. Cristo, puesto en alto, desde el trono de la Cruz, absorbe el veneno del pecado que estaba incrustado en nuestros corazones y hace de nosotros “hombres nuevos”.
Desde el Calvario observamos aquella última cena de una forma nueva. En ella resplandece primeramente una maravillosa suavidad y dulzura de Cristo, que quiso sentarse a una mesa con aquellos hombres débiles y limitados, sin excluir al traidor que lo había de vender. Resplandece también una espantosa humildad, cuando el Rey de la gloria se levantó de la mesa, y ceñido con un lienzo a manera de siervo, echó agua en un baño, y postrado en tierra, comenzó a lavar los pies de los discípulos, incluido Judas, que ya lo había vendido. Resplandece sobre todo esto una inmensa liberalidad y magnificencia de este Señor, cuando a aquellos primeros sacerdotes, y en aquellos a toda la Iglesia, dio su sacratísimo cuerpo en manjar, y su sangre en bebida: para que lo que había de ser el día siguiente sacrificio y precio inestimable del mundo, fuese nuestro alimento cotidiano.
El Viernes Santo, la liturgia de la Iglesia nos introduce en el misterio de la Cruz, expresión suprema de la entrega amorosa de Dios que llega hasta la donación de su propia vida. En el madero, el poder de Dios se torna debilidad y amor. El verdadero amor no domina, es entrega callada, sacrificada, manos abiertas y traspasadas. Desde la Cruz, la sabiduría de Dios es para muchos necedad, porque es búsqueda de los últimos, de los pequeños y perdidos. En ella entendemos que los caminos de Dios no son nuestros caminos. Dios nos confunde: calla el Dios de los filósofos y se manifiesta el Padre de Nuestro Señor Jesucristo que quiso amar a los hombres en el abrazo de su Hijo crucificado por amor. Cristo crucificado es el gran signo del amor de Dios que ofrece su perdón y reconciliación a todos los hombres.
Al alba del tercer día, la cruz de Cristo, hasta entonces instrumento de muerte y escarnio, reventó en vida y en resurrección. El amor siempre es luz y vida. Y el árbol de la cruz floreció hasta la eternidad. La Resurrección es el misterio que lo resume todo: “si Cristo no ha resucitado vuestra fe no tiene sentido, seguís estando en vuestros pecados…. Pero Cristo ha resucitado de entre los muertos y es primicia de los que han muerto (1ª Cor 15, 17-20).
Tras la Resurrección, la cruz es el camino para adentrarnos en las entrañas de Dios. En ella brilla la misericordia, el perdón la generosidad sin límites. En la cruz Cristo nos invita a retornad a Dios, a no tener miedo, pues es un Dios que devuelve bien por mal.
La Cruz de Cristo es gloriosa. El crucificado es el Resucitado. Es el trono desde el cual el Hijo del hombre reina como vencedor del pecado y de la muerte. El amor de Cristo vence sobre todos los odios, rencores, venganzas y crímenes de los hombres. Es un amor que sana, libera, purifica, rescata y pacifica. Es un amor humano y divino capaz de elevarnos con Él a lo más alto de la gloria
La resurrección subraya el Papa Francisco, es una fuerza imparable, entraña una explosión de vida que ha penetrado el mundo. Donde parece que todo ha muerto, por todas partes vuelven a aparecer los brotes de la resurrección. En medio de la oscuridad siempre brota algo nuevo, que tarde o temprano produce un fruto abundantísimo.
Os invito a actualizar y descansar en ese misterio inefable de amor que está en el origen del acontecimiento único que conmemoramos en estos días: "Porque tanto ha amado Dios al mundo, que le ha dado a su Hijo unigénito" (Jn 3,16). Vivamos, a través de la celebración litúrgica del Triduo Santo nuestra participación en el Misterio Pascual y llevemos allí los dolores y alegrías de nuestra vida, de la Iglesia y del mundo. Toda la Pasión del Señor es manifestación del amor de Dios por nosotros hecho visible en Cristo su Hijo. Renovemos nuestro bautismo, compartamos la victoria de Cristo Resucitado en la Eucaristía y gocemos con María, Madre de la Iglesia, la luz y la alegría que irradia el rostro esplendoroso del Resucitado. 
¡Feliz Pascua de Resurrección!

martes, 11 de abril de 2017

El presbiterio asidonense renueva las promesas sacerdotales en la Misa Crismal, que el obispo ha presidido en la Catedral

Monseñor José Mazuelos Pérez ha tenido a su cargo esta eucaristía en la que, además, han sido benditos los óleos sagrados de los catecúmenos y los enfermos

Jerez, 11 de abril de 2017.- La Santa Iglesia Catedral del Salvador ha reunido este mediodía a todos los presbíteros de Asidonia-Jerez que, en la Misa Crismal que de modo tradicional viene celebrándose cada Martes Santo, han renovado sus promesas sacerdotales bajo la presidencia de monseñor José Mazuelos Pérez.

Ésta que es la anual misa de la fraternidad sacerdotal ha acogido la bendición de los óleos sagrados que, distribuidos convenientemente en todas las parroquias de la Diócesis, está dirigido a los catecúmenos en los sacramentos para la iniciación cristiana así como a los enfermos.

Oficios del Triduo Sacro

Por lo demás, Jueves, Viernes y Sábado Santo concentrarán un año más, en los Oficios del Triduo Sacro, las celebraciones que llevarán a los fieles al inicio del tiempo litúrgico de la Pascua. Como todas las celebraciones de esta semana, en la Catedral estarán a cargo de monseñor José Mazuelos.

Los dos primeros de esos días tendrán lugar en la Santa Iglesia Catedral, a las 17 horas en ambos casos, la Misa de la Cena del Señor que es la conmemoración de la Institución de la Eucaristía, del orden sacerdotal y el mandamiento del Señor sobre la caridad fraterna y, al día siguiente, la Celebración de la Pasión del Señor.

El Sábado Santo, a las 22:30 horas, tendrá lugar la Vigilia Pascual, celebración que dejará encendido el cirio pascual del que durante el año se tomará luz en los sacramentos de iniciación cristiana. Y el Domingo de Resurrección, concluida la procesión de Cristo Resucitado, tendrá lugar la eucaristía a las 13 horas.








domingo, 9 de abril de 2017

Los fieles diocesanos de Asidonia-Jerez, en marcha hacia la Pascua, inician Semana Santa entre palmas y ramos de olivo

Monseñor José Mazuelos Pérez, el obispo de Asidonia-Jerez, ha presidido esta mañana la procesión de palmas desde la iglesia de San Dionisio y posterior celebración de la eucaristía solemne en la Santa Iglesia Catedral

Jerez, 9 de abril de 2017.- La bendición de ramos de olivo y palmas en la iglesia parroquial de San Dionisio ha puesto en marcha la celebración del Domingo de Ramos que, camino de la Catedral, ha contado con monseñor José Mazuelos Pérez, obispo de Asidonia-Jerez, presidiendo la eucaristía en la Santa Iglesia Catedral.

Las celebraciones propias de la recién comenzada Semana Santa, con eucaristías en las que a la procesión previa se ha sumado la lectura completa de la Pasión y Muerte de Jesucristo, se ha hecho presente, como en el primer templo diocesano en el centenar de parroquias de todo el territorio diocesano.

La siguiente cita en la Catedral, también a cargo del obispo, tendrá lugar el Martes Santo en la Misa Crismal. Se trata de la celebración de fraternidad sacerdotal presidida por el obispo. Es la misa de la renovación de las promesas sacerdotales y de la bendición de los óleos sagrados de los catecúmenos y de los enfermos.

Oficios del Triduo Sacro

Por lo demás, Jueves, Viernes y Sábado Santo concentrarán un año más, en los Oficios del Triduo Sacro, las celebraciones que llevarán a los fieles al inicio del tiempo litúrgico de la Pascua. Como todas las celebraciones de esta semana, en la Catedral estarán a cargo de monseñor José Mazuelos.

Los dos primeros de esos días tendrán lugar en la Santa Iglesia Catedral, a las 17 horas en ambos casos, la Misa de la Cena del Señor que es la conmemoración de la Institución de la Eucaristía, del orden sacerdotal y el mandamiento del Señor sobre la caridad fraterna y, al día siguiente, la Celebración de la Pasión del Señor.

El Sábado Santo, a las 22:30 horas, tendrá lugar la Vigilia Pascual, celebración que dejará encendido el cirio pascual del que durante el año se tomará luz en los sacramentos de iniciación cristiana. Y el Domingo de Resurrección, concluida la procesión de Cristo Resucitado, tendrá lugar la eucaristía a las 13 horas.













martes, 4 de abril de 2017

Cáritas Diocesana anima a marcar la doble X solidaria del IRPF y a 'ser parte' de su labor

Cáritas Diocesana ha presentado hoy la campaña informativa “Mejor 2” que invita a los contribuyentes a marcar de manera conjunta las dos casillas solidarias de la asignación tributaria. En este acto también se ha presentado la campaña de socios y donantes “Sé Parte de la solución de la pobreza. ¡Hazte de Cáritas!”.

Jerez, 4 de abril de 2017. Con motivo de la apertura del plazo oficial para la presentación de la declaración de la Renta 2016, Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez ha presentado hoy la campaña informativa “En tu próxima Declaración de la Renta: mejor2” para invitar a los contribuyentes a marcar de manera conjunta las dos casillas solidarias de la asignación tributaria: la destinada a la Iglesia católica y la de otros fines sociales de interés general. De este modo, los ciudadanos estarán colaborando a la vez, y sin coste añadido alguno, con un 0,7% de su base imponible a sostener la acción de la Iglesia y con otro 0,7% a apoyar los fines sociales que desarrollan Cáritas y otras muchas organizaciones que reciben fondos del IRPF para sostener una parte de su labor solidaria. 

Monseñor José Mazuelos, obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez ha abierto este acto animando a los medios asistentes a llevar a cabo su labor y “sensibilizar para que se recauden fondos para llevar a cabo todas las obras de solidaridad que tenemos en mente y ya en curso”. A continuación, Beatriz García, responsable de dicha campaña en Cáritas Española, ha presentado esta acción y ha afirmado que "tenemos una buena noticia para los más de 19 millones de contribuyentes que hay en España, ya que gracias a la declaración de la Renta podemos hacer un gesto solidario y al marcar estas casillas podemos ayudar a muchísimas familias en situación de necesidad que van a poder acceder a una vida y a un futuro mejor”.

También ha aportado algunos datos a nivel nacional y local. De este modo, ha afirmado que “en España, la casilla de Iglesia católica la marca un 30% de los contribuyentes y la de Fines Sociales, un 50% pero sólo el 20% marcan las dos” a lo que ha añadido que “hay seis millones de contribuyentes que no marcan una o ninguna de las casillas, por lo que todos esos fondos que no están asignándose, los estamos perdiendo”. A nivel económico, en el ámbito nacional, ha indicado que “la Iglesia católica consigue en torno a 227 millones de euros al año para su sostenimiento y la de Fines sociales casi 300 millones” y ha hecho hincapié en que "la asignación que se podría conseguir es mucho mayor, casi de 500 millones para cada una de las causas”.

A continuación, en cuanto al comportamiento del contribuyente ha comentado que "cada vez más personas que sólo marcaban una casilla, están marcando las dos y es especialmente significativo que las personas que solo marcaban la de la Iglesia, están marcando ambas". Asimismo ha explicado que, según un estudio realizado por Cáritas, "el por qué de este cambio de comportamiento se debe a que las personas que marcaban Iglesia querían ayudar a otras personas y en el momento en que han entendido que marcando la de Fines Sociales también ayudan a personas desfavorecidas han comenzado a marcarla”.

En cuanto a la Administración de Jerez, ha afirmado que “la tendencia es la misma” y que "cada una de las causas está consiguiendo en torno a un millón de euros pero se queda sin asignar cerca de un millón y medio de euros".

Finalmente ha aclarado algunas de las principales dudas que existen en torno al tema afirmando que “no hay que elegir, se pueden marcar las dos casillas" y que " si nos sale a devolver o a pagar, en cualquier de los dos casos no va a influir, es un dinero de los impuestos que ya no tenemos y que podemos decidir a donde destinarlo, ya que es un derecho que tenemos todos los contribuyentes y una forma de participación ciudadana".

A continuación, Francisco Domouso, ha presentado la campaña "SÉ PARTE de la solución contra la pobreza ¡Hazte de Cáritas!" afirmando que “aunque parece que la tormenta está pasando, tenemos que ser conscientes de que después de la tormenta no siempre llega la calma” y ha añadido que "la situación, especialmente en la zona de Andalucía sigue siendo muy complicada". Ante ello ha incidido en que "tenemos que seguir sensibilizando  y para ello, trabajar y para hacerlo, se necesitan fondos". En este punto ha planteado que "colaborar con Cáritas es ser parte y se logra siendo socio y donante o dedicando tiempo como voluntario, participando en un proyecto o compartiendo lo que sé". Ha finalizado animando a la ciudadanía ya que "tenemos que comprometernos con el más débil y no sólo cuando contemos con tiempo ocioso".